Los beneficios para la salud de un baño turco

Los beneficios para la salud de un baño turco

Tomar un baño turco es una experiencia ritual, ¿Quieres comprobarlo?  Cierra por un momento los ojos e imagínate sentada en un hammam disfrutando de un tratamiento de hidroterapia con vapor caliente. Seguramente te has imbuido en un estado total de relajación mental y física y es que los baños de vapor son pura relajación.  El vapor tiene efectos beneficiosos en cuerpo y mente manteniendo a raya el estrés. Además, los baños turcos limpian la piel, eliminan toxinas, mejoran la circulación sanguínea y despejan las vías respiratorias.  Si bien presenta tantos beneficios, el baño turco no es recomendable para todo el mundo. Hay, por ejemplo, personas que no toleran temperaturas y niveles de humedad tan altos – y para los que la experiencia sería cualquier cosa menos relajante – y que podrían experimentar caídas de presión, mareos o sensación de palpitaciones en las sienes.  Pero, ¿Qué es exactamente un baño turco?  En concreto, se trata de un tratamiento de hidroterapia que se realiza en un ambiente donde la temperatura ronda los 50 ° (a la altura de la cabeza, en los pies en lugar de unos 20 °), con un índice de humedad que puede llegar incluso a los 100 ° C. %. En el interior de las habitaciones en las que se realiza el baño turco, estás cómodamente sentado o recostado sobre bancos de piedra o mármol, y te relajas inhalando el vapor tibio que actúa sobre tu respiración pero también favorece la sudoración y en consecuencia la eliminación de toxinas. En Inbeca disponemos de diferentes modelos de baños turcos:  Los baños turcos o de vapor de mosaico son...
Vuelve el baño de vapor ritual para grupos

Vuelve el baño de vapor ritual para grupos

En muchas culturas a lo largo del mundo y de la historia se ha utilizado el baño de vapor ritual para mejorar la salud de cada individuo, pero también para mejorar el bienestar del grupo. En un baño de vapor se tomaban grandes decisiones para la tribu y se creaba un ambiente de cohesión y fuerza colectiva. Actualmente, se está recuperando esta práctica, dados sus espectaculares resultados, y en lugares como México, por ejemplo, se utiliza el allí llamado temazcal para reforzar el grupo en equipos de futbol, directivos de empresas o colegas de universidad. ¡Atentos, que está...