La sauna finlandesa, pero el aroma Mediterráneo de Inbeca. Una combinación con aceites esenciales de hierbas de nuestras costas, que añadida a la sauna, al baño de vapor, o a la ducha, proporciona bienestar, elimina la ansiedad y levanta el ánimo. Y como recitaba Machado y canta Serrat, nos transporta a momentos inolvidables:
Quizá porque mi niñez
sigue jugando en tu playa
y escondido tras las cañas
duerme mi primer amor,
llevo tu luz y tu olor
por donde quiera que vaya…