Nuestros ancestros calentaban piedras al fuego y rociándolas con agua conseguían producir vapor en  cabañas con la intención de sanar el cuerpo y el alma y entrar en otro estado de conciencia para tomar decisiones importantes.

Actualmente, el corazón de un baño turco es su generador de vapor, capaz de convertir espacios en experiencias de bienestar.  Transforma una cabina, prefabricada o hecha de obra, en un también llamado baño de vapor o hammam. Con un generador básico puede incluso convertir una ducha en una escapada a un spa.

Así, según el espacio y las necesidades de sus usuarios, hay generadores de vapor de diferentes medidas y funcionalidades.  Encontramos, desde el más pequeño, el doméstico pensado para duchas, hasta el grupo más completo que duplica todos sus componentes para poder realizar el mantenimiento de instalaciones profesionales sin necesidad de cerrarlas.

Los grupos profesionales, además del generar vapor, también pueden contar con un difusor de aromas, un descalcificador o una conexión de cromoterapia led RGB.

VAP-2 Premium

El nuevo VAP-2 Premium  de Inbeca es un generador de vapor completo de uso profesional para funcionamiento continuo.  De una potencia de  4, 6, 9 o 12 kW, se puede instalar en cabinas de obra o prefabricadas, de 2 a 17 m3  de volumen.  Consta de dos módulos que se pueden instalar por separado.